Visión y conocimiento. Estos dos elementos son evidentes al entrar a “La Enotk”, una de las grandes y más recientes aperturas del Distrito Federal.

Ubicado en una esquina de Masaryk, donde antes habitaba el conocido “Acquarello” y liderado nuevamente por Thomas Kiefer, éste es un concepto que reúne vinos (más de 350 etiquetas) y platillos de alta calidad. Si lo suyo es la comida italiana y aprecian un concepto bien pensado, definitivamente “La Enotk” les gustará.

Enmarcado en un ambiente sobrio, los platillos están estructurados para que el comensal encuentre el maridaje perfecto. Cada creación gastronómica está realizada con materias primas locales e importadas. En la carta podemos encontrar: Bistecca alla Fiorentina, Carne cruda alla piemontese, Anchoas del cantábrico con burata y pesto de cebolla roja a la miel, Bucatini all’Amatriciana, Ravioli de espinaca con hongos al horno y Camarones en abrigo de redaño, limón y romero, entre otros platillos.

Lo interesante y atractivo es que quien te guía entre esta cantidad de etiquetas es nada más y nada menos que un campeón mundial de sommeliers 2010, Luca Gardini, quien eligió la cava que compone “La Enotk” y el responsable de la sabia combinación que ofrece este lugar.

Lo que no se pueden perder y si pueden párense y vayan a verla, es la bella máquina “vintage” Berkel, con la que cortan manualmente y al momento los embutidos italianos e ibéricos 5J´s. Cabe resaltar que los panes y las focaccias son realizadas en casa, además de que los vinos italianos que aquí se encuentran se ofrecen en exclusiva, tanto para consumo, como para compra a menudeo y mayoreo.

En definitiva, el ir a comer a “La Enotk” se puede convertir en toda una experiencia gastronómica de la cual se puede aprender muchisismo, la cual, se podría volver adictiva.

Twitter: @LaEnoTK

Facebook: La-EnoTK/

Masaryk 298, Col.Polanco.

Teléfono: 5281-8212

Consumo por persona: $ 600.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios