No todo es exceso…